viernes, 24 de enero de 2014

Rodillo TACX Satori Pro - Blue Motion

Mi última compra es un cicloentrenador más comunmente llamado, rodillo. Usado sobretodo para la temporada invernal, donde las horas de luz son menores y el tiempo climatológico no acompaña.

Después de mirar muchísimos modelos y marcas por internet me decante por este modelo, comprado en oferta en Decathlon por 174€. Buscaba un rodillo básico, ya que leyendo vi que mucha gente acaba cansada por la monotonía de rodar en una habitación. En el mercado hay muchos tipos, los mejores los que se regulan mediante el ordenador, ofreciéndote la posibilidad de reproducir fielmente etapas del Tour, recorridos de otros usuarios... vamos la leche.

El Blue-Motion (reemplaza a Satori Pro) es un rodillo que tiene 10 posiciones de resistencia mediante una palanca en el manillar. El sistema de freno lo hace a través de un potente imán de neodimio y la máxima resistencia que podemos alcanzar son 950 vatios. Este rodillo es autónomo, es decir que tu manualmente decides la resistencia tocando la palanca o cambiando de marcha.

Viene incorporado con una plataforma para sujetar la rueda delantera de la bicicleta y una alfombra que sirve para dos cosas: no manchar el suelo y aislar un poco las vibraciones que se producen. Ambas cosas, tanto la alfombra como la plataforma son muy importantes. También incluye un CD donde puedes visualizar un recorrido para hacer más ameno el entrenamiento. No son como los mencionados anteriomente, aquí el ordenador solo te visualiza no te regula, lo haces tu manualmente mediante la palanca.

Para las sesiones de entrenamiento se recomienda:
- Tiempo de entrenamiento: No más de 1h45m, es más que suficiente.
- Lugar ventilado: Abrir la ventana o usar un ventilador si es calor es excesivo. Lo que se pretende es que el aire circule para refrigerar el cuerpo. Con el rodillo vamos a sudar sí o sí.
- Toalla: Indispensable si no queremos encharcar el suelo.
- Aislante: Si queremos minimizar las vibraciones al suelo y que el vecino de abajo no se moleste mucho, conviene aislar con una esterilla (además de poner la alfombrilla) como las que hacemos abdominales o esas de 'puzzle' que usan los bebés para jugar que son acolchadas, para aislar aun más.
- Hidratación: como comentado, vamos a sudar, asi que es importante estar hidratados.
- Preparación de la sesión: una vez empezado el entrenamiento no tener que parar para ir a por agua, abrir la puerta, coger el teléfono, coger la toalla...
- Distracciones: Para evitar la monotonía, poner delante una pantalla con la tele, un video, música...

martes, 21 de enero de 2014

Vuelta Pedestre Tres Cantos - 5kms

Día: 12 de Enero de 2012
Hora: 10.30h
Precio: 6€
Distancia: 5,3 kms
Tiempo: 33m28s
http://www.laetus.es/atletismo-ficha.php?id=152

Sé que llevaba mucho tiempo sin escribir, más bien cansado de escribir con más pena que gloria sobre la maldita lesión que sigue estacionada en mi rodilla, pero hoy he querido escribir algo "positivo". Fue el pasado domingo 12 de Enero en la ciudad donde trabajo, Tres Cantos.

Crónica
Después de 15 meses sin competir, un año 2013 en blanco y muchísimas sesiones en el gimnasio, me decidí a volver a la competición de una manera más placentera. Mi previsión era volver dos semanas antes en la San Silvestre de Alcobendas, pero la paciencia ganó la partida y decidí esperar. 

Fui temprano con un compañero del trabajo, IGS. Volver a una carrera después de tanto tiempo, me ponía un poco nervioso. Dorsal, chip, imperdibles, ver a gente que aunque no conoces sus nombres te suenan sus caras de otras carreras pasadas... son sensaciones 'tontas' pero que me hacían volver a un sueño, el de volver a competir. 

También allí estaban Eduardo, Álex y Julia (su novia). Estos tres, irían a un ritmo muy superior al mio. Durante la recogida de chip y dorsal, me topé un par de veces con Jesús Almagro un conocido cocinero, famoso por representar a España en  el Bocuse D'Or (las olimpiadas de la cocina) y por participar en un programa de televisión, 'Top Chef". Yo, me encontraba bien, había realizado en los días previos sesiones lentas en la cinta de correr del gimnasio y todo había ido bien.  

En la salida nos situamos detrás del todo, para no molestar a los rápidos. Una sensación, aunque nueva para mí, no me disgustaba. IGS, cumplió lo prometido y estuvo durante el recorrido a mi lado. Yo iba marcando el ritmo, dependiendo de las sensaciones y del recorrido. Empezamos a 7:00min/km y según pasaban los metros yo iba incrementando el ritmo 6:50, 6:45... hasta llegar a 6:10 en el último kilómetro.

Es curioso como la mente (el ordenador) iba chequeando cada pisada, cada metro... no quería que ninguna alarma saltase bajo ningún concepto. Cumplí con la recomendación de los médicos: "cuando el recorrido sea cuesta abajo, tu despacio". Y así hice. Solo los últimos 300mts, ya en la pista de atletismo del Polideportivo La Luz, deje escapar un poco los 'caballos' y me puse por debajo de 5min/km. El tiempo final fue lo de menos, lo importante ya estaba conseguido. Carrera terminada, sin molestias.

 Fotos
Con Edu, luciendo 'sponsor'

Durante la carrera con IGS

lunes, 16 de septiembre de 2013

Infiltraciones de factores de crecimiento

El pasado viernes día 13 de septiembre comencé un nuevo tratamiento para recuperar mi rodilla. La doctora del centro médico OHP, María Jesús Núñez, me recomedó la visita al traumatólogo David Serfaty en el hospital Virgen del Rosario (Madrid). El doctor Serfaty me habló de esta nueva técnica y me dijo que daba buenos resultados. Entre los deportistas de élite que lo han probado con resultados muy satisfactorios son Fernando Llorente y Rafael Nadal. El autor de esta técnica es Eduardo Anitua y la empresa que gestiona el producto es BTI (BioTechnology Institute).

El tratamiento constará de 3 infiltraciones espaciadas en el tiempo por una semana. El doctor Serfaty será el encargado de infiltrarme. Por higiene y seguridad lo haremos en un quirófano del hospital. Tengo entendido que hay otros 'especialistas' que infiltran en su propia consulta.

A continuación transcribo lo que pone en la página web de la empresa suministradora para un mejor entendimiento:

El plasma rico en Factores de Crecimiento es una tecnología con origen en el propio organismo del paciente, que permite utilizar los recursos del propio cuerpo para regenerar los tejidos y reducir los tiempos de recuperación de fracturas, lesiones e intervenciones quirúrgicas.

Los factores de crecimiento son un conjunto de proteínas presentes en el plasma y en las plaquetas de nuestra sangre que desempeñan una función esencial en los procesos de reparación y regeneración de los tejidos.

Se puede considerar que los factores de crecimiento son los mensajes que utiliza el cuerpo para comunicar a las células cuándo deben crecer, diferenciarse o moverse para reparar una lesión. En algunos casos estos factores de crecimiento no llegan en la concentración adecuada para iniciar el proceso de regeneración; o llegan de forma lenta y la recuperación se alarga en el tiempo. La tecnología permite depositar una mayor cantidad de estas moléculas para facilitar el proceso.

La obtención de plasma rico en factores de crecimiento es sencilla: basta con extraer del paciente un pequeño volumen de sangre, someterla a un proceso específico desarrollado por BTI (centrifugar durante 8 minutos la sangre extraída a mucha velocidad) para separar la fracción que contiene la proporción adecuada de proteínas y además evitar los elementos que pueden interferir negativamente en el proceso de reparación.


El proceso en sí se puede resumir en:
     -Te sacan sangre del brazo
     -Lo centrifugan para separar las células madre de los demás componentes
     -Se extrae las células madre y se le añade un componente acelerador.
     -Se inyecta en la zona afectada, en mi caso, en la rodilla.



El tiempo total desde que entré al quirófano hasta que salí sin ningún tipo de molestia, salvo el pinchazo en la rodilla, no fue más de 30 minutos. A la hora si que noté cierta inflamación en la rodilla pero nada del otro mundo. Durante las siguientes 48 horas no podía practicar ninguna actividad deportiva , pero si hacer vida normal. A partir de las 48 horas se puede practicar deporte sin impacto.

Espero que este tratamiento me recupere de una vez por todas la rodilla y pueda volver a correr pronto.

martes, 10 de septiembre de 2013

Primera Subida a La Morcuera (1ªCat)

El pasado domingo día 8 de Septiembre decidí cumplir un objetivo marcado a primeros de año con la compra de mi 'Espada': subir un puerto de 1ª categoria, el elegido: Morcuera.

Dado que la lesión en el cartílago me imposibilita practicar mi deporte favorito (running) he estado practicando mucho ciclismo de carretera. Normalmente mis entrenamientos se basan en salidas cada 3-4 días, al principio por el ensanche de Vallecas y ultimamente por Valdebebas. La distancia media de las salidas es de 35kms, lo que supone en tiempo, 1hora y pico dando pedales sobre un terreno más bien llano.

Hubo un día donde hice más kilómetros. Fue acompañando a la Peña Ciclista Rogelio Hernández (Los Rogelios). En esta peña están dos vecinos de Olimpiade: Roque y Goyo. Decir Roque, es decir, bicicletas. Antiguo director de equipos ciclistas amateur, ahora va metiendo en el mundillo del ciclismo a todo al que pasa a su lado. Primero Goyo, luego yo y ahora mi padre. Él terminó de animarme a comprar la bicicleta de carretera y a salir un día con la Peña. Fue el 28 de julio cuando me animé a rodar en grupo. Salimos de la sede de la peña en el barrio de Usera y fuimos hasta Brunete, pasando por Leganés, Alcorcón, Villaviciosa... Estaba como un flan pero rápidamente la gente me fue animando y 'mimando' (''chaval mete plato", "chaval cubrete del aire"). Fueron en torno a 75
kms donde me sentí bastante cómodo a pesar de estar un poco pasado de peso y en no muy buena forma física.

Ahora en Septiembre como con la bicicleta cada día que pasa me siento mejor, tenía el gusanillo de volver a una competición, si se le puede llamar competición a una marcha cicloturista: la "dalepedales" de la cadena SER. Los planes se trastocaron al tener los viernes el comienzo del tratamiento con la inyecciones de células madre. Esto me tendrá parado los próximos 3 fines de semana, pues después de cada inyección no puedo practicar ningún deporte las siguientes 48 horas.

El objetivo de subir Morcuera seguía en mi cabeza, y hablé con mi jefe y gregario Roberto, que también me ayudó a mi primera etapa de 50kms haya por el mes de Febrero y que también iría conmigo en la marcha cicloturista de haber podido. Recién salido de una pequeña caída con la bicicleta de montaña me dió el Ok. Como veis, Roberto nunca me dice que no, aun sabiendo que soy un novato y que voy mucho más lento que él.

El esperado día llegó, y tras unos pequeños problemas logísticos comenzamos la etapa. Yo empecé en Colmenar Viejo y Roberto se unió en Soto del Real.  La etapa prosiguió por Guadalix de la Sierra (una carretera muy bien asfaltada y con un buen arcén) y de ahí a Miraflores de la Sierra. En ese tramo, empezamos a darnos un buen calentón en las piernas. Aun así podía hablar con Roberto de la elección de Tokio para los JJ.OO de 2014, de las respectivas bodas...

Roberto y yo
Al llegar a Miraflores, antes de empezar el puerto, decidí parar a 'cambiar el agua al canario', tomarme un gel, soltar las piernas y centrarme en el objetivo: subir, subir y subir. Ya no había vuelta atrás. Desde ahí cargué todo, es decir, plato pequeño y el piñón más grande de mi cassete y la situación cambió radicalmente. Ya no hablaba con Roberto de nada. Era él quien me daba ánimos, quién me decía que disfrutara de las vistas y quien seguía tirando a un ritmo para el cómodo, para mi duro. Pedalada tras pedalada, riñonazo tras riñonazo, debía seguir y seguir, el objetivo estaba cerca.

Feliz de coronar
A falta de 4,5 kms para coronar, mis piernas estaban a punto de reventar y le dije a Roberto que necesitaba parar. Supongo que el sobrepeso (86kg actuales de los 82-83 kgs normales) fue la principal causa de mi debilitamiento junto a que jamás he subido una cuesta mayor de 500mts. Esta parada no estaba prevista en mi plan de ascenso pero fue un minuto que me supo a gloria. Roberto pensó que quizás estábamos subiendo muy rápido y bajó un punto (a mi favor diré que llevaba unos 13kms más que él en las piernas). De ahí hasta coronar la cosa siguió siendo dura, pero lo llevaba mejor. Tan solo a falta de 1,2kms estuve a punto de parar de nuevo, pero apreté los dientes y decidí seguir pedaleando hasta coronar.

En la bajada dejé que Roberto se fuera solo y disfrutara, ya que desciende muy bien y muy rápido. Yo bajé tranquilo, trazando bien las curvas disfrutando mi primera gran subida y contento con el objetivo cumplido. Sin duda que necesitaba encontrarme con estas sensaciones. Son ya muchos meses de lesión y necesitaba sufrir, hacer bombear sangre al corazón, sentir que las piernas duelen y que la respiración va forzada.

¿El próximo objetivo? Poder correr.

martes, 26 de marzo de 2013

Rodillera Con Rótula Semi-Liberada

La última adquisición y por prescripción médica es esta rodillera, que espero que de forma temporal, me acompañe en mis cortas pero positivas para mi recuperación, salidas 'runeras'

La rodillera está compuesta por tres materiales: lycra, foam (neopreno) y algodón. Tiene estabilizadores laterales flexibles y lo más importante es que tiene un agujero que permite a la rótula estar semi liberada. Digo semi, puesto que luego van dos cinchas elásticas con cierre de velcro que abrazan en forma de 'C' la rótula para impedir su movimiento externo. La hay de diferentes tallas y para saber que talla debemos comprar bastará con medir el perímetro de la rodilla a la altura de la rótula (en mi caso 39cm).

Ya la he probado, saliendo a correr 10 minutos, y he de decir que es más rígida de lo que me parecía. Los estabilizadores laterales, aunque flexibles, son los que le dan esa rigidez. Espero que en pocos días tenga la rodillera más 'domada' y no me parezca tan rígida.


Primer día de trote
La sensación de correr después de mucho tiempo (sin dolor desde el 7 de octubre 2012 y con dolor desde el 3 de enero 2013, esa fue mi última prueba de recuperación) fue rara. Correr con una rodillera de este tipo no es lo mejor del mundo. 

No mentiré y diré que minutos antes de empezar a correr por la cabeza se me pasaron mil y un pensamientos, algunos positivos y mucho negativos del tipo: '¿será esta la rodillera que necesito?', '¿me rozará?', '¿podré correr con comodidad?', '¿tendrá recompensa todo el trabajo en el gimnasio?... y el más repetido y por el que más miedo tenía '¿me dolerá al correr?, ¿y después?.

Salí a correr con todas estas preguntas revoloteando en mi cabeza, pero con una idea fija: tenía que probarlo. Tenía que trotar un rato, sobre suelo blando (tierra) y decidí salir sin reloj pero con música, con canciones que me llevasen a un estado de ánimo positivo. Los primeros pasos fueron difíciles, la rigidez de la rodillera hacia que apenas doblase la rodilla para correr. Había que adaptarse. A medida que daba más pasos la rodillera fue cediendo y la sensación fue mejorando. Pasados unos 10-12 minutos paré. Podía correr mucho más tiempo y mucho más deprisa, de echo las piernas así me lo pedían pero decidí ser cauto.

¿Y después?... de ducharme no me dolió, después de estar un rato sentado, no me dolió, y al día siguiente, no me dolió. Es decir, que he ganado la primera de las batallitas de muchas que me quedan para recuperarme. Sin duda que aún no puedo cantar victoria al 100%, pero es un paso muy importante.